Primicias

La ofrenda de primicias, a comienzos de año, expresa nuestro deseo de entronar a Dios como el Primero en nuestra vida, trabajo, negocio, y todo lo que hacemos. Dios quiere ser adorado, honrado, obedecido y amado primero y por sobre todas las cosas. Dios honra nuestra fe multiplicando esos frutos y garantizándonos un año bendecido.